Monday, July 04, 2011

Ciclos

Un día, la vida me dio la oportunidad de viajar en un barco japonés por el Océano Pacífico. Ahí pude darme cuenta que el mar cambia de humor y de colores. Lo más grande que me quedó de ese viaje fue que reflexioné profundamente sobre la compasión (con mucho dolor), la belleza (y el amor contemplativo) y el perdón (lo cual es lo más difícil de todo, se puede reflexionar pero no otorgarse).

Pero si el mar no es infinito, la vida también tiene sus ciclos: ayer me encontraba en una ciudad en la que un emperador tuvo un sueño mirando el mar y fue a México, ayer en otro mar oscuro de medusas, muy lejos del mar de estrellas que vi a principio del año, habían inaugurado con fuegos artificiales un crucero: siempre los barcos… y también de vez en cuando trenes, camiones, autobuses… pero siempre llegar a los brazos de la persona que amas. Tal vez un ciclo termina y empieza otro.

No comments: